El mejor truco del mundo para bajar de peso

El mejor truco del mundo para bajar de peso

Además de que el agua transporta los nutrimentos y los desechos de las células facilitando el tanto el metabolismo celular como el funcionamiento químico celular; es un excelente solvente que facilita la eliminación de productos de desecho y toxinas a través de la orina; ayuda a regular la temperatura del cuerpo; amortigua los órganos y ayuda a mantener las estructuras del cuerpo, entre otras funciones corporales esenciales para la vida, el agua también puede ser utilizada para adelgazar.

No tiene nada que ver con las dietas milagrosas ni tampoco con otras historias raras. Lo único que debes hacer es tomar un vaso de agua cerca de media hora antes de las comidas principales. Esto te ayudará a adelgazar en torno a dos kilos y medio. Cantidad que, curiosamente, es más o menos el peso que se pierde con medicación antiobesidad.

Pero el agua es gratis, no requiere prescripción médica y no tiene efectos secundarios. Fácil, sencillo y para toda la familia. Así pues, con un vaso de este vital líquido antes de desayunar, de comer y de cenar, podrás dejar atrás esa grasa que tanto te atormenta. Y, para matar dos pájaros de un tiro, estarás muy cerca de conseguir la media de ingesta diaria recomendada por los especialistas, que es de 2 litros.

Sobre el estudio

Ésta es la conclusión a la que han llegado un grupo de investigadores de la Universidad de Birmingham en un estudio publicado en Obesity.

Para ello han monitorizado el progreso de 84 personas con sobrepeso durante un periodo de 12 semanas. A los participantes les sugirieron que adaptaran sus estilos de vida con una dieta mejor y mayor ejercicio. De las 84 personas que tomaron parte en este experimento, a 41 de ellas les dieron la instrucción que bebieran 500 mililitros de agua (un vaso aproximadamente) antes de cada comida y a los demás (43 personas) les dieron la instrucción de imaginar su estómago lleno antes de comer. Los primeros perdieron 4,3 kilogramos tras las 12 semanas, mientras que la mayoría de los miembros del segundo grupo apenas se dejaron 0,8 kg en el camino.

¿Por qué pasa esto?

Beber un vaso de agua antes de cada comida aumentará la sensación de saciedad, lo cual te ayudará a comer menos. En consecuencia, consumirás menos calorías para perder peso de manera más eficiente. Además, tomar agua aumenta el gasto energético de tu cuerpo.

Esta investigadora también ha explicado, que cuando todo lo anterior se combina con breves instrucciones sobre cómo incrementar el ejercicio físico o cómo llevar una dieta saludable; «parece que esto ayuda a las personas a perder algo de peso extra dentro de unos límites moderados. Es algo que no cuesta mucho integrar en nuestro día a día».

Fuente del estudio: onlinelibrary.wiley

 

También te puede interesar:

No se encuentran artículos

Conversasiones en Facebook

Comentarios