Cómo bajar de peso después del embarazo

Cómo bajar de peso después del embarazo

Ninguna madre va a querer arriesgar la salud de su bebé sólo por cuidarse de no engordar durante el embarazo. A menos que sepa exactamente lo que se está haciendo, rara vez ocurre que se vean mujeres que mantienen su figura en tiempos de embarazo.

Además, es normal que las mujeres subamos de peso durante y después del embarazo porque es nuestra naturaleza. Pero, para prevenirse de engordar más o bajar de peso después del embarazo, lo mejor es seguir una serie de recomendaciones que encierran a las dietas, ejercicios y mucha disciplina.

Sin embargo, no es fácil. Requiere de mucho sacrificio y esfuerzo pero el resultado vale ese esfuerzo completamente. Esto es en detalle:

La dieta

La dieta básica se limita a comer vegetales, verduras, proteínas, frutas, té verde y tomar agua en abundancia. Ingerir pocos carbohidratos, SIN eliminarlos. Eliminar las grasas, los lácteos, los dulces, los chocolates, las comidas rápidas o cualquier otra comida chatarra; lo mejor es limitarse a comidas caceras sin recurrir al uso de aceites.

Los carbohidratos se deben ingerir preferiblemente sólo en el desayuno y en el almuerzo. En este último es importante que no falten las proteínas y las verduras, puede ser pollo a la parrilla o pescado con vegetales al vapor; sopa de verduras con pollo bajo en grasas.

Todas las dietas deben durar al menos los primeros cuatro meses después del embarazo.

Desintoxicación

Es importante desintoxicar el hígado, tal cual se menciona en este vídeo. Puesto que, ninguna dieta va a ser eficaz si el hígado no se desintoxica. Esto se puede hacer en el desayuno ingiriendo un licuado de leche de almendras con frutas o jugos verdes todas las mañanas.

Esto también ayuda

También se recomienda mucho, y no sólo por creencias sino que porque da resultado, no dejar las actividades físicas y fajarse. Obviamente se debe evitar pasarse de la raya con las actividades físicas cuando estamos muy débiles, pero cuando empecemos a coger tono nuevamente lo mejor es empezar a caminar, subir escaleras o hacer otro tipo de ejercicios al menos 30 minutos al día.

Las fajas, al inicio, deben ser del tipo ortopédicas de talla universal de 30” a 40”. Dependiendo del caso su uso puede durar más o menos meses, pero en promedio deberían ser entre 4 a 6 meses las 24/7. No hay que permitirse descansos de a días, ni siquiera de medios días. Luego de que ya sientas que no está trabajando más tu faja, puedes cambiarte a las fajas comerciales (opcional).

 

Conversasiones en Facebook

Comentarios