5 actitudes aconsejadas para mantener tu equilibrio emocional ante personas tóxicas.

5 actitudes aconsejadas para mantener tu equilibrio emocional ante personas tóxicas.

“Como los demás te traten es su problema, como decidas reaccionar es el tuyo.”

La psicóloga María Lourdes Dávila, ha hablado para una revista de su país en la que ha dado las pautas para sobre llevar el ambiente incómodo y dañino generado por personas tóxicas y la reacción equivocada de quienes rodean a dichas personas.

Personas tóxicas

Vía pixabay

La Dra. Lourdes explica que es normal que se esté expuesto a diversas situaciones que pueden ser difícles y/o desagradables para afrontar. Nadie estás exento de que a nuestras vidas lleguen personas que resultan ser poco agradables y dañinas. Aún así, todos tenemos la libertad de elegir cómo actuar frente a tales situaciones. Cada quién elige si otras personas nos hacen daño o no.

Tambíen afirma que las personas tóxicas son aquellas que llevan en sus hombros una enorme carga emocional que buscan descargar sobre otros. Además, estas personas tienen pocas habilidades emocionales y sociales, y no tienen mucho control sobre sus conductas. Desafortunadamente, estos personajes causarán daño a aquellos que se ven envueltos en sus redes y que no saben protegerse o fijar límites.

Ella misma sugiere que uno de los principales objetivos del ser humano es poder lograr que otros no alteren sus emociones. porque al permitir esto dejamos que sean los demás quienes tengan el control de nuestra vida. Nuestro equilibrio emocional debe depender de nosotros mismos.

Evitar que personas tóxicas alteren nuestro estado emocional y nos lastimen puede resultar difícil, pero si adherimos ciertas actitudes frente a situaciones así podremos ayudarnos a lograr dicho objetivo.

Nadie puede manejar a los demás, sólo nos manejamos a nosotros mismos.

1- No vivas a la defensiva: éste es uno de los errores que muchas personas cometen, y es reaccionar apenas te sientas atacado(a); el miedo a que me vean débil es el que puede causarlo, pero reaccionar por miedo puede empeorar las cosas. Lo mejor es guardar la calma, tomar unos minutos antes de actuar mientras piensas con claridad. Pero lo importante es siempre mantener la calma.

2- Defiende tus derechos con asertividad: debes fijar los límites al demostrar que defiendes tu dignidad y que eres consciente de tus derechos. Pero ten mucho cuidado de hacerlo de manera asertiva, sin perder la calma que haz ganado antes. La asertividad es el punto medio entre la sumisión y el enojo.

3- Acepta la situación: para lograr la asertividad debes aceptar la realidad de dicha situación, y comprender que la otra persona sencillamente no se maneja bien. Demuestra que tú sí. No esperes obtener nada de nadie. Asumir que el mundo no es como quieres te ahorrará combatir algunas batallas.

4- Protege tu autoestima: rodéate y enfócate en las personas que te hacen crecer emocionalmente; tratar con las personas tóxicas puede resultar desgastante y agoviante. Lo mejor es proteger tu autestima evitando a estas personas y evitando imitar sus hábitos, como hablar de otros a sus espaldas; “ser los mismos de la semana pasada”, no buscar mejorar interiormente; hablar y/o pensar más en las fallas de otros que en las propias.

5- Reacciona con la emoción opuesta: logra asumir una actitud amable, tolerante y humilde a pesar de que requiera gran esfuerza de tu parte. Si actúas con ira sólo vas a empeorar la situación emocional entre ambos. Si por el contrario, actúas bajo control y con asertividad, la persona se da cuenta de que no seguimos su juego y que de hecho, estamos por encima de éste. Esto puede hacer que la persona se detenga a examinarse y seguro dejará de molestar.

Entrada inspirada en Elige cómo reaccionas, artículo publicado por la revisa Gente Caribe. Creado por la psicóloga María Lourdes Dávila. Para más información puede visitar el Sitio Oficial.

Conversasiones en Facebook

Comentarios