5 mitos que te hacen pensar que tendrás el cuerpo delgado.

5 mitos que te hacen pensar que tendrás el cuerpo delgado.

¿Quién no quiere tener un cuerpo delgado y saludable? ¿Alguna vez te has sentido frustrada al seguir las dietas que recomiendan en la televisión, los consejos de tus amigas y probar todos los tratamientos para adelgazar que te vende la vecina y no consigues tu cuerpo deseado?

Es importante saber que una dieta saludable debe ir acompañada de una rutina de ejercicio adecuada para ti, seguramente te sentirás identificada con la siguiente información que tu nutricionista no te contó:

Mito 1: Puedo perder grasa enfocándome en un área específica.

Al momento en que tu cuerpo usa las reservas de grasa para generar energía, lo hará de forma general, no de un área específica. La pérdida de grasa localizada es fisiológicamente imposible. Hacer ejercicio para una zona específica del cuerpo no disminuirá su grasa en ella.

Mito 2: Eliminar los carbohidratos es fundamental para bajar de peso.

Todos hemos escuchado a las mujeres decirle a los meseros que no traigan pan a la mesa y que sólo quieren un plato de ensalada porque los carbohidratos engordan. Los hombres de las telenovelas están aburridos de tomar sopas y jugos detox en el desayuno.

Como ya aprendimos en el programa Quemando y Gozando de Ingrith Macher, los carbohidratos no son los culpables de los kilos de más en nuestro cuerpo. Los kilos de más en nuestro cuerpo se deben al exceso de calorías requeridas por el organismo. Y ¿de dónde provienen la mayoría de calorías consumidas en nuestra alimentación? De las grasas, éstas aportan 9 kilocalorías por gramo, mientras que los carbohidratos aportan sólo 4 kilocalorías por gramo.

Mito 3: Sudar hará que adelgace más rápido.

¿Has visto a esas personas que duran hasta dos horas en la caminadora o la bicicleta estática y llevan puesta sudaderas para el frío? ¿O quizás los que se van al sauna para reducir medidas, y las madres de los amigos de tus hijos que pasan el día con fajas y envueltas en plástico? Seguramente ellos son fieles a esta creencia totalmente falsa.

El sudor es líquido segregado por las glándulas sudoríparas y su función es regular la temperatura del cuerpo, eliminar toxinas y combatir infecciones en la piel, no hay estudios científicos que demuestren que por medio del sudor perdemos grasa o que el proceso de sudoración hace que se quemen calorías.  Recuperamos el líquido perdido por medio del sudor cuando ingerimos agua o comidas que la contengan.

Mito 4: Mientras esté ejercitándome, las calorías no se acumulan.

No es posible por medio de alguna vía quemar todas las calorías consumidas en el día, si consumes más calorías de las que gastas en el gimnasio, incluso incluyendo los de tu rutina diaria, como ir al trabajo caminando o ir a buscar a tu hijo al colegio que queda a unas calles de tu casa, igual estarás quemando calorías pero no las necesarias. Tu cuerpo seguirá acumulándolas, si abusas de tu alimentación aun haciendo ejercicio, no habrá regulación y subirás más de peso en vez de perderlo.

Mito 5: Hacer ejercicio en ayunas, promueve la pérdida de peso.

Hay que estar claros en el concepto, perder peso es perder grasa, y haciendo ejercicio en ayunas lo único que va a lograr es disminuir tu masa muscular, la cual es encargada de acelerar el metabolismo, tu metabolismo se tornará lento haciendo que aumentes rápidamente de peso. Se necesita comer unas tres o dos horas antes para proveer al cuerpo de energía y no recurrir a los músculos para conseguirla.

Escrito por: Laura Rosales.
Derechos de autor de la imagen: nexusplexus / 123RF Foto de archivo

 

Creemos que también te puede interesar:

No se encuentran artículos

Conversasiones en Facebook

Comentarios