10 mitos sobre las dietas que no vas a creer

10 mitos sobre las dietas que no vas a creer

La palabra “dieta” con frecuencia se relaciona con el hábito de “dejar de comer” en ciertas cantidades, así como el de comer ciertas comidas que reemplazan a las comunes.

Es normal que las personas recurramos a alguna dieta e incluyamos recomendaciones de conocidos o consejos que hemos escuchado o leído en algún lugar.

Pero en torno a las diversas opciones dietéticas para perder peso, hay creencias erróneas y acciones que algunos toman, pese a no ser efectivas, para lograr que la balanza refleje el peso que queremos.

Por eso, todo tipo de información confusa sobre las dietas que nos puede perjudicar más que ayudar, es mejor saberlas cuanto antes.

Mito 1: ciertos alimentos sirven para quemar grasa

Puede que no sea la primera vez que escuchas que alimentos como el repollo, el apio, la toronja, el té verde, etc. pueden ayudar a eliminar la grasa. Sin embargo, según la Fundación Cardíaca Británica (BHF por sus siglas en inglés), no es el caso. Pues, no hay ningún tipo de comida que tenga las propiedades especiales para quemar la grasa de sobra que tenemos en el cuerpo.

Mito 2: evitar picar entre comidas

La misma organización también aclaró que no hay problema con comer algo ligero en el medio de las comidas principales, siempre y cuando se trate de un refrigerio o un alimento saludable, como algún vegetal, una fruta o un yogurt bajo en grasa.

De hecho, es útil hacer esto porque ayuda a controlar el apetito. Es incluso, uno de los secretos o trucos la experta Ingrid Macher enseña a sus clientes con el conocido programa Quemando y Gozando.

Mito 3: comer de noche nos hace engordar

En realidad, no es la hora a la que se consumen los alimentos lo que determina el aumento de peso, sino las calorías de dichos alimentos.

Ganaremos kilos de más si consumimos más de las que debemos, sin importar si el consumo se hace en la mañana, en la tarde o en la noche.

Tanto el Centro de Salud de la Universidad West Virginia como la entidad médica WebMD, ambas en Estados Unidos, sostienen que no existe ninguna prueba de que comer en la noche nos hace engordar.

Mito 4: los carbohidratos son malos

Los carbohidratos no son malos, al contrario, son un componente fundamental en nuestra dieta, incluyendo azúcares, almidón y fibra.

Nuestro cuerpo necesita los carbohidratos para obtener energía, y particularmente para que el cerebro y los músculos funcionen. El Departamento de Salud del Reino Unido recomienda que al menos la mitad de la energía que incluimos en nuestra dieta tiene que venir de carbohidratos almidonados”, explica Chambers, de la Fundación Británica de Nutrición.

Mito 5: mientras menos grasa comas, mejor

Contrario a lo que muchos puedan creer, lo recomendado es que al momento de hacer cualquier dieta el 35% de la comida que proporciona la energía provenga de las grasas. Es lo que explica la especialista de la Fundación Británica de Nutrición.

No es correcto sugerir un régimen alimenticio bajo en grasa o que elimine por completo el consumo de éste.

Lo que sí se debe tener en cuenta, es el tipo de grasa que se ingiera. La especialista afirma que lo ideal es reemplazar la grasa saturada con la que no lo es, puesto que este tipo de grasas pueden aumentar el colesterol en la sangre, lo que está relacionado con el incremento del riesgo de enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Mito 6: los productos bajos en grasa ayudan a perder peso

Es interesante pero los alimentos que se venden bajo esa etiqueta suelen incluir mayores cantidades de azúcar, sal y almidón que aquellos que tienen todos los componentes regulares. Es lo que también afirma el especialista en nutrición, Mike Geary, en su popular y más vendido programa La verdad sobre los abdominales perfectos.

Además, este tipo de alimentos trae el riesgo de consumir más porciones de lo habitual. Cosa que ocasionaría una ingesta de calorías mayor, lo que de ninguna forma ayuda a eliminar kilos de más.

Mito 7: tomar mucha agua ayuda a bajar de peso

El hecho de que el agua se esencial para el organismo, no implica que se debe asumir que el aumentar el consumo se perderá peso.

Aunque sea bueno ingerir este líquido en mayores cantidades cuando estamos haciendo una dieta, porque ayuda a evitar el consumo de bebidas que contienen azúcar, esta acción por sí sola no contribuye a quemar grasa extra en nuestro cuerpo.

Mito 8: algunos tipos de azúcar son peores que otros

Existen investigaciones que demuestra que el cuerpo absorbe de manera similar el azúcar regular, la miel y los endulzantes que se hacen con almíbar de maíz que se convierte en fructosa.

Por lo tanto, es necesario tener en cuenta que las calorías que se consiguen con una cucharadita de cualquiera de estos alimentos oscilan entre 48 y 64.

Mito 9: saltarse las comidas hace la dieta más efectiva

Esto no es cierto. Lo que se obtiene luego de saltarse las comidas importantes es que al final te terminarás sintiendo más hambriento(a), lo que hará que consumas más alimentos en tu próxima comida.

Esto lo han demostrado estudios en los que se prueba que existe una conexión entre la obesidad y saltarse el desayuno.

Mito 10: los ejercicios intensos y prolongados ayudan a perder peso

Nuevamente, personas como Ingrid como hizo en esta entrevista, aseguran que esto es falso porque la actividad física de baja intensidad también consume calorías. Y hablamos de actividades de la vida diaria como caminar, arreglar el jardín y otras actividades que solemos hacer en el hogar.

Además, otro punto importante sobre este mito es que el ejercicio no transforma la grasa en músculo puesto que nos estamos refiriendo a tejidos compuestos de células diferentes. Quemamos la grasa y desarrollamos el músculo con actividades distintas.

(Vía BBC)

 

Creemos que también te puede interesar:

Conversasiones en Facebook

Comentarios